Albores colabora en la celebración del acto conmemorativo celebrado con motivo del Día Mundial del Trastorno Alcohólico Fetal (TEAF)

Como todos los años desde 1999, el pasado 9 del 9 se celebró el Día Mundial del Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF). Bajo el lema «ALCOHOL y EMBARAZO son INCOMPATIBLES», Albores de Murcia, en colaboración con Afasaf, SAFGroup, Petales España, CORA, Visual TEAF y Tolerancia Cero, organizó el pasado 7 de septiembre una jornada en la que tuvo lugar, entre otras actividades, una charla informativa sobre el TEAF. La jornada se desarrolló en el salón de actos de la Delegación del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas en Madrid. El acto fue inaugurado por Dña. Azucena Martí, delegada del Gobierno del Plan Nacional sobre Drogas, que destacó la importancia de la prevención sobre el consumo de alcohol porque existe una «mala información que lleva a un gran desconocimiento y desarrolla graves consecuencias, y por ello es importante que la sociedad, las mujeres y los hombres, todos, conozcamos las consecuencias que puede tener un consumo constante de alcohol». A lo largo de la mañana se desarrollaron una serie de ponencias en las que intervinieron Núria Gómez, psiquiatra y coordinadora del Programa TEAF del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, Dña. Mireia Pascual, jefa de prensa de Socidrogalcohol, D. Miguel Ángel Rodríguez, subdirector de estudios y programas de la Federación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), D. Ángel Jiménez, presidente de la Confederación de Alcohólicos Adictos en Rehabilitación y Familiares de España (Caarfe), y Dña.Carmen Quintanilla, presidenta de la Comisión Mixta en el Congreso-Senado para el estudio del Problema de las Drogas.

Los diferentes profesionales explicaron en qué consiste el Trastorno del Espectro Alcohólico Fetal (TEAF), y los síntomas que pueden presentar los niños con dicho trastorno y la dificultad de identificarlos (ya que se confunden fácilmente con otros trastornos de conducta como el síndrome del TDH). La falta de investigación sobre el TEAF y el desconocimiento por parte de los profesionales es, en gran medida, la causa de un diagnóstico erróneo en estos niños o jóvenes.«Sin embargo, un diagnóstico precoz (antes de los 6 años) es muy importante, pero los profesionales (psicólogos, psiquiatras, centros de estimulación precoz, pediatras) no diagnosticaban bien el TEAF hasta hace poco porque no se conoce tanto este trastorno», afirmó Nuria Gómez. Por otro lado, la información a través de los medios de comunicación y de las redes sociales es fundamental para que toda la ciudadanía tenga conocimiento sobre las consecuencias que puede tener el consumo de alcohol durante el embarazo y sobre el TEAF, explicó Mireia Pascual. Miguel Ángel Rodríguez trató el tema de la prevención del consumo de alcohol durante la adolescencia y la juventud: «los jóvenes hacen una lectura positiva del consumo de alcohol y beben porque hacen un balance entre los riesgos que van a asumir y los beneficios que van a obtener, y piensan que les compensa», por eso es muy importante las acciones de prevención del consumo de alcohol dirigidas a los menores y adolescentes.

Los especialistas destacaron la importancia de dar visibilidad al TEAF, de que las mujeres y la sociedad en general tome conciencia del riesgo que supone beber alcohol durante el embarazo y la lactancia materna, y también resaltaron la importancia de no estigmatizar ni criminalizar a las mujeres que han bebido durante este periodo. Muchas veces el desconocimiento y la falta de información llevan a la mujer a no saber el alcance del riesgo que puede suponer ingerir alcohol durante el periodo de gestación.

Algo que es importante tener en cuenta es que el TEAF es 100% prevenible ya que basta con no tomar ni una sola gota de alcohol durante el embarazo y la lactancia, pero las consecuencias son irreversibles. A pesar de ello, 1 de cada 10 mujeres en el mundo bebe alcohol durante el embarazo y en algunos países esta cifra aumenta hasta el 40% de mujeres que siguen consumiendo alcohol aún sabiendo que están embarazadas. En muchos casos es debido a que el primer mes la mujer no sabe que está embarazada, por eso es importante también no beber alcohol si se está planificando un embarazo, o si la mujer puede creer que está embarazada. En otros casos es porque la mujer presenta una adicción al alcohol y en este sentido «hay que tener en cuenta que es una enfermedad y no una elección y estas mujeres necesitan atención y apoyo que les permita detener su consumo para que el daño durante el embarazo no se produzca o se reduzca al máximo», explicaba Ángel Jiménez.

Por todo ello, todos los expertos que participaron en esta jornada concluyeron con que la prevención, la investigación, la difusión, la divulgación, la información, y sobre todo, la concienciación social son fundamentales para evitar que el futuro niño pueda nacer afectado por este trastorno.

 

 

Por favor sigue y haz clic en Me gusta:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *