Pautas a seguir para fomentar la autoestima

Compartir:

La relación y las expectativas que tenemos sobre otras personas, y sobre nuestros propios hijos, muchas veces se ve condicionada por la afinidad o rechazo de ciertas características de la personalidad de la otra persona, lo que influye en nuestra forma de comunicarnos y proyectarle la imagen que tenemos de él. Es importante tener esto en cuenta a la hora de relacionarnos con nuestros hijos, para procurar ser respetuoso con sus perfiles de personalidad y que no condicionen nuestro comportamiento con ellos. Lo más importante a tener en cuenta en su educación para estimular su autoestima es:

  • Favorecer la madurez individual
  • Poner atención a la propia actitud y al propio comportamiento (somos modelos)
  • Dedicar un tiempo de juego y conversación por separado con cada uno de ellos. El tiempo que se le dedique ha de ser de calidad: libre de preocupaciones y centrado en el niño
  • Observar con detenimiento las características del niño
  • Diferenciar el potencial de cada niño
  • Animar a cada uno a desarrollar ese potencial (a través de diversas actividades lúdicas, deportivas, académicas, extraescolares…)
  • Ayudarles a sentirse especiales en algo
  • Nunca aplaudir más las habilidades de uno que de otro
  • Apreciar los progresos que consigan, pero nunca comparar los de uno con los del otro
  • Dispensar afecto y cariño de forma incondicional
  • Valorar sus cualidades
  • Apoyarle siempre que algo vaya mal
  • Incentivar el desarrollo de las responsabilidades, teniendo en cuenta su desarrollo evolutivo
  • Dejar que tome decisiones y resuelva problemas
  • Darle libertad para que tome riesgos
  • Reforzar sus conductas positivas (haga deberes, recoja, sea educado…)
  • Poner límites claros y enseñarles a prever las consecuencias
  • Ser consistente en la transmisión de reglas familiares
  • Ser consecuente ante las reglas
  • Evitar las descalificaciones personales y los insultos
  • Tratarles con respeto
  • No demandar perfección
  • Que oiga los comentarios positivos que hacemos de él
  • No permitir que sus hijos se critiquen negativamente y de manera constante
  • Propiciar el reconocimiento de valores positivos en el niño y que sea capaz de verbalizarlo
  • Intentar que no escuche las críticas que hacemos de él ante familiares, amigos….
  • Poner atención al propio comportamiento y actitud, ya que somos modelos a seguir
  • Llevar a cabo una escucha activa, prestando una atención visual y física, haciéndoles saber que sus preguntas y opiniones son importantes
  • Ser generoso con los piropos y elogios. Deben ser específicos y sinceros, concentrados en las cosas positivas y cotidianas
  • Felicitar por los logros, manteniendo una correlación entre nuestro mensaje verbal y no verbal
  • Acompañar el lenguaje verbal del no verbal (el más importante)
  • Reconocer el esfuerzo, interés y atención puestos, antes que los resultados
  • Fomentar que expresen afectos y sentimientos
  • Propiciar las relaciones sociales y amistades de nuestros hijos
  • No engañar
  • Cumplir las promesas
  • Corregirle. Le ayudará a elaborarse un mapa cognitivo de lo que está bien y mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares