Aceptar un «NO» por respuesta

Compartir:

¿Qué hacemos cuándo no conseguimos que nuestro/a hijo/a acepte un «NO» por respuesta?

Crear una secuencia de pasos a seguir no es posible; pues cada caso, cada contexto, determinará qué hacer en cada momento. En función de la gravedad del conflicto, las actuaciones se planificarán para ir reduciendo el nivel de frustración que muestran nuestros menores ante la negativa de unos padres y madres a sus peticiones. Es muy común ver en televisión o en otros medios, lecciones sobre cómo educar a nuestros hijos, pero esto entraña un riesgo demasiado grande, pues creeremos que son fórmulas infalibles que funcionan en todos los casos. No es así, la subjetividad con la que abordamos el conflicto cuando estamos dentro, puede suponer un obstáculo para tomar las decisiones más ajustadas a las posibles soluciones. Para favorecer un posicionamiento adecuado al problema, necesitamos salir de él y observar qué elementos, variables o factores están incidiendo en la conducta de nuestros hijos y, desde ahí, abordar las estrategias que nos ayudarán a afrontarlo de manera adecuada. Así, desde PROYECTO CySNE, creamos una metodología de análisis del conflicto desde los distintos factores que inciden sobre el contexto donde se está produciendo y establecemos, junto con la familia, colegio, servicios públicos, etc, un itinerario de intervención que permita el cambio. Las lecciones magistrales pueden ayudar a conocer otra perspectiva de los problemas, pero no sirven para todos por igual, cada caso tiene sus idiosincrasia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares